lunes, julio 22, 2024
POLITICAPORTADA

LOS «CAFECITOS» DE LA SEÑORA K: ¿UNA TAZA DE INTRIGA? PARTE 2 LOS 35 KM DE MESA QUE TIENEN LOS CAFÉS

¿Se acuerdan que hace unos días hablamos sobre la señora K, amiga del ninguneador? Estoy seguro de que sí. Ahora, esta segunda parte es más entretenida y, por qué no decirlo, perniciosa para la labor pública. La señora K, como siempre, disfruta de los cafés y de sacarse fotos con varios actores políticos de la región de Valparaíso, siempre ligada al sector de ChileVamos y ahora más frecuentemente con gente de Republicano. Pero siempre tiene que haber una selfie disfrutando del rico aroma de un buen café en las cafeterías de la gran joya del Pacífico, Valparaíso.

LOS «CAFECITOS» DE LA SEÑORA K: ¿UNA TAZA DE INTRIGA?

 

Sin embargo, aunque ella demuestra que quiere a todo el mundo por su buena onda, hay gente que le sonríe solo a medias, como diciendo «todavía recuerdo que hiciste algo en mi contra». Pero volvamos a lo interesante de la historia para que la gente sepa. Como todos los que hemos disfrutado de un rico café en Viña del Mar o en Valparaíso, sabemos que tiene un valor monetario. Lo interesante es que la señora K trabaja en dos lugares distintos: en el municipio de Puchuncaví, donde presta servicios a honorarios con un monto de $800,000, y también en la Cámara de Diputados, con un diputado de la república, donde tiene un sueldo más alto de $2,086,000. Aquí suenan los «chan chan chan» y se quiebran los vidrios.

Ahora, para todos los malpensados que están pensando si estaría cometiendo alguna falta en alguna ley, les digo de inmediato que no. Sin embargo, dejo la pregunta abierta: con tanto cafecito rico que toma, ¿en qué momento ejerce sus labores en el municipio de Puchuncaví y en el Congreso?

Aquí termina esta segunda y última parte de la historia, donde tomarse un café puede inspirar muy buenas ideas, pero también se debe dar el tiempo de trabajar un poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *