Spread the love

Según la OMS, en la actualidad el 5% de la población mundial (alrededor de 466 millones de personas), padece hipoacusia y/o pérdida de audición a un nivel discapacitante, por lo que es urgente integrar y fortalecer el cuidado del oído y la audición en la atención de los servicios primarios de salud.

El viernes 3 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Audición 2023, instancia promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de recordar a autoridades y a la población, que los problemas de oído y audición, como la hipoacusia, está dentro de los problemas de salud más comunes que enfrentan las personas.

En Chile, las personas adultas en situación de discapacidad alcanzan los 2,6 millones de personas, de ellas, un 31,4% declara enfermedades de oído. En la población adulta mayor de 65 años, la hipoacusia asciende al 52,4% de la población según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2009-2010. Mientras que, en los recién nacidos, de 2 a 5 niños de cada 1000 nacidos vivos, presentan hipoacusia. Solo el 50% de ellos tiene factores de riesgos identificables, como la prematurez, infecciones congénitas o anomalías craneofaciales, entre otros. Es por esto que, cobra relevancia el uso de estrategias de tamizaje auditivo para detección precoz en todos los recién nacidos vivos.

En la edición 2023 del Día Mundial de la Audición, la OMS pone énfasis en el llamado a las autoridades de cada país a integrar el cuidado del oído y la audición en la atención primaria de salud, como un componente esencial de la cobertura universal de salud, como también en la realización de campañas informativas respecto al cuidado del oído.

Así lo confirma la especialista, Carolina Der, jefa del programa de implantes auditivos del Hospital Luis Calvo Mackenna, jefa del centro de investigación de la audición, los sentidos y la comunicación de la Universidad del Desarrollo, Clínica Alemana y socia de la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología (SOCHIORL), quien señala que “la Organización Mundial de la Salud promueve el acceso a los cuidados del oído y la audición para todos. En esa tarea es fundamental que se apoye la capacitación a trabajadores de la atención primaria de salud, ya que en esas instancias pueden solucionarce cerca del 60% de las necesidades asociadas al cuidado del oído y la audición”.

Justamente, respecto a las coberturas relacionadas a la salud auditiva, la doctora otorrinolaringóloga, Ursula Zelada, social de SOCHIORL y miembro del equipo de implante cloclear del Hospital Barros Luco Trudeau y de la Clínica Santa María , señala que “Chile ha avanzado en las coberturas y atenciones, donde se destaca el ingreso a las patologías GES el diagnóstico y tratamiento de la hipoacusia en prematuros y el tratamiento de la hipoacusia moderada a severa en menores de 4 años. En personas mayores de 65 años está cubierto el diagnóstico de la hipoacusia y la adaptación de audífonos. Además, a través de la Ley Ricarte Soto, está cubierto el implante coclear unilateral en pacientes mayores de 4 años, con hipoacusia profunda bilateral post locutiva”.

Audición y desarrollo del lenguaje

La audición cumple un papel fundamental en la adquisición del lenguaje oral, el que nos permite expresarnos y comprender ideas, pensamientos, sentimientos, conocimientos y actividades. El lenguaje es el medio por el cual los niños, niñas y adolescentes simbolizan la realidad, permitiendo el adecuado desarrollo del pensamiento y con ello la adquisición de conocimiento.

Por este motivo, es muy importante el desarrollo de políticas públicas que ayuden a la detección y tratamiento temprano de la hipoacusia en niñas, niños y adolescentes, ya que frente a la ausencia o atraso de una intervención, la hipoacusia impactará en el desarrollo cognitivo, del lenguaje, comunicación e inserción en la sociedad. En aquellos casos de hipoacusia congénita, la intervención antes de los seis meses de vida, puede ayudar a que los pacientes se desarrollen dentro de los parámetros normales de su edad.

“Es importante destacar que cuando oímos se activan en nuestro cerebro una gran cantidad de áreas y sinapsis a lo largo de toda la estructura cerebral por lo cual existe una estrecha relación entre la audición y el desarrollo cognitivo de los niños. Por lo tanto una detección tardía de la hipoacusia no sólo implica dificultad para oír, sino además un déficit cognitivo”, enfatiza el doctor Rodrigo Céspedes Sweet, otorrinolaringólogo de la U. Autónoma de Barcelona y parte del equipo especialista en oído, implante cloclear y cirugía nasal, de la Clínica Redsalud de Valparaíso y socio SOCHIORL.

En esta misma línea, la doctora María José Herrera, de SOCHIORL y otorrinolaringóloga de la Clínica de la Universidad de Los Andes y el Hospital Luis Calvo Mackenna, señala que “la atención temprana y adecuada a las personas con enfermedades del oído o pérdida auditiva tengan la oportunidad de desarrollar todo su potencial, especialmente en la infancia temprana, donde la audición está relacionada al desarrollo del lenguaje y el establecimiento de circuitos neuronales necesarios para establecer un adecuado procesamiento auditivo central”.

La Pérdida de audición es una amenaza en crecimiento

El actual estilo de vida ha propiciado el aumento exponencial de tecnologías emisoras de grandes niveles de decibeles, que están propiciando una pérdida temprana de la audición en jóvenes y adultos, especialmente en zonas urbanas y grandes capitales del mundo, secundario a trauma por ruido, o trauma acústico.

En una capital el ruido de la construcción, como del tráfico en ocasiones puede resultar estresante para el sistema auditivo. Pero a esto se suma, el alto nivel del volumen en bares, discotecas y conciertos. Para estas ocasiones, el doctor Cespedes recomienda evitar esos espacios, pero si no es posible, siempre “llevar unos tapones de seguridad que se consiguen en todas las farmacias”.

Estamos insertos en un ambiente que no propicia en las personas la “escucha segura”, incluso en el uso de la tecnología que usamos a diario. En los últimos años, ha aumentado de forma exponencial el uso de aparatos de audio, los que ya no solo se utilizan para escuchar música, sino que también para realizar llamadas, ver videos, conectarse a juegos online, ver televisión, reuniones de trabajo, entre otros.

Además, la doctora Herrera, indica que el estilo de vida actual que conlleva un constante uso de audífonos junto a los smartphones indica que “es muy importante consultar de forma temprana ante la sospecha de pérdida auditiva, en especial si es un inicio brusco, sensación de opido tapado, abombado, dolor, secrecione, etc. Además, como medida preventiva, recomienda utilizar audífonos con buena aislación y que permitan su uso en un volumen moderado”.

Por este motivo, es que la OMS en el Día Mundial de la Audición 2023, también hace un llamado a la adopción de comportamientos que nos ayuden a mantener una audición sana durante más años.

RECUADRO

Hacemos un llamado a informarse y tomar conciencia sobre la importancia de la audición en la vida tanto de pacientes pediátricos como adultos, y a consulta oportunamente con especialistas en otorrinolaringología debidamente acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *