Spread the love

Fabiola Gamboa Presidenta del Coves “Los Jacinto” de Santa Julia, habló de manera exclusiva con Evolutiva Medios, puesto que en su condición de amiga – además de dirigente- de Isabel Díaz quiso relatar lo ocurrido esa confusa y terrible tarde donde no hubo retorno.

El jueves pasado, vale decir, el jueves 12 de mayo, Fabiola Gamboa se dispone a buscar a la señora Isabel Díaz para asistir de manera conjunta a la reunión del Consejo de la Sociedad Civil (COSOC) en el Palacio Vergara. Isabel Díaz le pidió previamente si podía recogerla en la Unión Comunal y no a su casa, como lo hacía habitualmente, debido a que estaba haciendo la nueva presentación para solicitar la subvención comunal, trámite que le había costado mucho terminar y que se encontraba haciendo desde noviembre del año pasado ya que siempre pedían nuevos documentos, donde además tuvo que realizar dos cotizaciones, más las firmas que debía llevar al día, proceso que la mantenía cansada.

Alrededor de las 17:40 horas, Gamboa se encuentra con Díaz y luego, parten hacia la Quinta Vergara a su encuentro con los demás dirigentes además de la alcaldesa Macarena Ripamonti. Gamboa recuerda que al subir las escaleras le recomienda a Díaz que se mantenga tranquila y que no se altere, que dejara que trascurriera la reunión sin que le preocupe de sobremanera los temas que se tocarían y ante cualquier cosa le recomendó que la mire, así ella sabría que no se sentiría bien. 

Al partir la reunión, cerca de las 18.30 horas, la alcaldesa Ripamonti habla sobre diversos temas: una bienvenida, además de unos problemas que surgieron en un funeral en Forestal y también, de unos partes por mal estacionamiento y en ese contexto, parte con la tabla de la sesión del COSOC. Como primer punto, toca el tema de Isabel Díaz, donde hace alusión a que la parte jurídica de la municipalidad ya había dado su pronunciamiento a raíz de la reunión anterior del COSOC, en donde algunos consejeros habían solicitado la renuncia de la directiva por parte de Díaz. 

En ese sentido, Fabiola Gamboa resalta que se les preguntó enfáticamente si “trajeron sus renuncias”, cosa que los tomó por sorpresa y en ese contexto, interviene Maria Cristina Rayo diciendo que primero se debe leer el pronunciamiento jurídico del abogado Cristian Lara. Es en ese momento, donde se aclara que el cargo de vicepresidente no se podía cambiar así como así, puesto que debía cumplir con el período de cuatro años -que terminaba en diciembre- a menos que Isabel Díaz renunciara de manera voluntaria.

Asimismo, la alcaldesa ratifica “si la señora Isabel renuncia va a ser una elección y ella está dispuesta”, acto seguido, le entrega el micrófono para que entregue unas palabras y comienza agradeciendo la confianza de los dirigentes que la eligieron, pero que estaba profundamente dolida con aquellos que no la querían como vicepresidenta.

POCOS MINUTOS DURÓ LA REUNIÓN ANTES DEL DESENLACE

Comenzada la reunión, pasaron entre 10 a 15 minutos cuando Isabel Díaz sufre el colapso. En el relato de Fabiola Gamboa, es donde se percata que por su manera de estar sentada en la silla es que notó algo raro “tenía los brazos caídos y la cabeza hacia atrás” y alertó de lo que estaba pasando. Hubo en esos momentos histeria, puesto que la situación era bastante grave. En ese momento, Fabiola Gamboa se acerca a Isabel, le toma la mano y le dice unas palabras “Isa por favor mírame soy la Fabiola”, pero no reaccionaba.

En ese mismo instante, se acerca Ripamonti y le dice “Isa soy la alcaldesa”, pero tampoco reaccionó, fue en ese momento donde da la orden de sacar a todos los presentes y los funcionarios comenzaron a sacarlos a todos por la puerta de atrás siguiendo las órdenes de la alcaldesa.

Fabiola Gamboa se opuso rotundamente a esa medida y dijo que no se movería del lugar hasta que llegara Evelyn, hija de Isabel. Cuando llega la hija de Isabel Diaz Fabiola Gamboa decide salir para no entorpecer el proceso. A estar afuera, se percató que transcurrió mucho tiempo sin que llegara la ambulancia y al estar afuera no sabía qué ocurría. Al ver la demora decidió entrar nuevamente, pero no la dejaban pasar, a lo que reaccionó diciendo “ustedes no me impedirán el paso, entraré igual, me da lo mismo lo que ustedes digan porque quiero saber cómo está la Isabel”, fue en ese momento donde se da cuenta que estaba muy mal y echaba espuma por la boca (…)

“PRIMEROS AUXILIOS”

En ese sentido, le tomaron la temperatura y el pulso en el cuello y en la mano, pero maniobras de reanimación de primeros auxilios estuvieron ausentes. Luego, la extendieron en el suelo con una chaqueta en la cabeza y se limitaron a esperar a la ambulancia.

Se debe destacar que ese día se encontraba del director de Salud, Rodrigo Valenzuela, puesto que se realizaría una charla de la Corporación de Salud, sobre todas las unidades de salud de la comuna. 

NEGLIGENCIA

Cabe destacar, que a pocos metros de la Quinta Vergara se encuentra el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST) donde no hubo un rápido actuar de llevarla a los pocos minutos, puesto que la alcaldesa se negó ya que habían llamado a la ambulancia y que iba en camino. 

Según Fabiola Gamboa, analiza que si hubiese tomando la determinación de tomarla entre cuatro personas y llevarla al centro asistencial hoy no estarían lamentando esta tragedia. No se tomó la decisión porque se negaron rotundamente, aludiendo a que ya se había realizado el llamado. Cerca de 45 minutos de espera y con Isabel Díaz cada vez más grave, llega una ambulancia del SAPU de las Torres de Forestal, otro punto desfavorable, ya que Gamboa no comprende la acción de llamar a un centro asistencial tan lejano siendo que el Hospital Gustavo Fricke se encuentra a pocas cuadras donde claramente debía trasladarse a Urgencias, no a un centro de atención primaria.

En este sentido, apunta directamente a la alcaldesa Macarena Ripamonti de haber entorpecido el procedimiento y de haber tomado malas decisiones en ese momento. En ese contexto, Fabiola Gamboa le hizo saber a la alcaldesa su molestia. 

REACCIÓN DE ALCALDESA RIPAMONTI

Según trasciende por familiares y amigos de Isabel Díaz, Macarena Ripamonti no llamó a sus hijos luego del episodio y luego al caer en la UCI tampoco hubo pronunciamiento por parte de la municipalidad. 

Una llamada a Fabiola Gamboa prendió las alertas “me llamó mucho la atención que la alcaldesa estuviera más preocupada por una grabación que hice durante esa jornada, más que de la recuperación de Isabel”. Macarena Ripamonti advertida de que Fabiola Gamboa graba todas las sesiones para las actas, le pide el registro donde ella accede y lo entrega en la oficina de la secretaria municipal, pidiéndole a Cristian Lara que descargue el archivo en un computador municipal.

DÍAS PREVIOS

Aproximadamente el lunes 2 de mayo, citan a Isabel Díaz a una reunión a la sala de consejo. En la oportunidad, dos funcionarios municipales, Camila Estay y Leonardo Rissetti (más el abogado Cristian Lara, que llamaron 5 minutos antes que terminara la reunión) fueron los que informaron a la dirigente de los pasos a seguir. En aquella oportunidad, Díaz creyó que el tema de la junta sería por la subvención de la Unión Comunal y le pidió a la tesorera (Jessica) que la acompañara donde ella fue testigo de esa situación. En la oportunidad, le dijeron que lo mejor para el COSOC y para que los jóvenes se quedaran tranquilos y no hubiese más altercados es que ella renunciara voluntariamente, donde a todas luces fue una manera de presión y la indujeron a firmar. 

Al terminar, Isabel Díaz llama a Fabiola Gamboa donde esta última reconoce que se enojó mucho con ella y la retó porque no la llamó en el momento para contarle lo que estaba pasando, puesto que si ella hubiese estado ahí hubiera manifestado la equivocación que estaban cometiendo. En la llamada le aclaró que a los funcionarios municipales no les correspondía hacer solicitudes de renuncia, ya que no tenían las facultades para hacerlo y que solo a través de COSOC se podía realizar la petición, estando los demás consejeros de acuerdo en la renuncia voluntaria.

En la ocasión, Isabel Díaz manifestó que estaba cansada que la estuvieran atacando, de pasar rabias  y que por eso accedió a la renuncia y que no quería tener más problemas y que terminaba antes, pese a que el período terminaba en diciembre de este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.