Spread the love

• Dirigente sindical de Siglo Verde S.A., Marta Yovanovich, afirmó que, a pesar de contagios de trabajadores, no se toman PCR, les entregan limitados productos de protección y, además, vulneran sus derechos laborales.

En una plazoleta en Miraflores Alto, uno de los puntos donde trabajan los cerca de 80 empleados de Siglo Verde S.A., a cargo de áreas verdes de la comuna de Viña del Mar, la dirigente sindical de la empresa, Marta Yovanovich, denunció diversas irregularidades que vulneran sus derechos como trabajadores, así como el incumplimiento de protocolos Covid que afectan tanto a los empleados como a la comunidad viñamarina, dada su labor permanente en terreno.

Yovanovich explicó que han existido y existen casos positivos de Covid-19 entre los trabajadores, sin embargo, la empresa no cumple con protocolos mínimos como la realización de exámenes PCR y cuarentenas preventivas que eviten la propagación del virus. Hecho que no solamente afecta a los trabajadores y sus familias, sino que también implica un riesgo para el resto de los ciudadanos de Viña del Mar, ya que la labor que desempeñan implica el traslado a diversos puntos de la ciudad y el contacto con gente en espacios públicos.

“A ellos no les importa por lo que pasemos, si pasamos frío, si pasamos hambre, necesidades, no les interesa”, acusó la dirigente, quien denunció, además, condiciones laborales precarias, como falta de vestuario adecuado y elementos de seguridad para el trabajo, condiciones mínimas como baños o para poder alimentarse.

Con respecto a la existencia de fiscalización de la empresa por parte del municipio de Viña del Mar, en su calidad de parte contratante, Yovanovich aseguró, tajantemente, que no ocurre: “No he visto a nadie de la municipalidad”. Y agregó que ningún organismo estatal, como la Inspección del Trabajo y la Seremi de Salud, ha ido a verificar la situación que están viviendo los empleados a pesar de las denuncias que han realizado ante los organismos competentes.

ASESORÍA LEGAL
Por su parte, la abogada de Fundación Despierta, Paula Arriagada, que está asesorando legalmente a los trabajadores de Siglo Verde S.A., afirmó que pedirán tanto a la Seremi de Salud como a la Inspección del Trabajo que fiscalicen a la empresa tanto por las faltas a los protocolos Covid como por las vulneraciones de los derechos de los trabajadores.

Además, pedirá a la Contraloría que aclare los recursos que entrega la Municipalidad de Viña del Mar a la empresa y que se transparente porqué el municipio no está realizando, eficientemente, su rol fiscalizador con respecto al contrato que debe respetar Siglo Verde S.A., destacando que ya han habido denuncias que apuntan a la existencia de corrupción.

“Claramente, estos son indicios de corrupción. Esto ya fue denunciado el 2018 por una concejala en ejercicio, donde la Contraloría emitió un informe, donde existe una conexión con el hito de la municipalidad, que es el encardo de supervisar el cumplimiento de estos contratos. Ahora, no es coicidencia que Cosemar, la empresa que retira la basura, tenga los mismos dueños de Siglo Verde, que son los empleadores de esto trabajadores, y cuyos contratos, a la municipalidad, le significan más del 12% del presupuesto anual”, aseguró Arriagada.

Siglo Verde S.A., junto a la empresa Alto Jardín S.A., se adjudicó, en 2014, un contrato de seis años para la manutención de áreas verdes de Viña del Mar por un valor de $265 millones mensuales, contrato que fue prorrogado en el contexto de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.